Maternidad

Razones para hacer colecho

Foto de bebé creado por javi_indy – www.freepik.es

Recuerdo perfectamente la primera vez que recibí las cunas de mi bebé. Sí, fueron dos cunas que le regalaron amigos y familiares. Pensaba en cuál de las dos terminaría descansando Lyanna. Así que opté por tener una en la sala y otra en mi habitación.

El plan inicial era hacer colecho con ella hasta los 2 meses, aproximadamente, ya que justo coincidiría con el calor intenso del verano. Pero, ya va a cumplir 4 meses y seguimos en colecho. Mucha gente cercana dice que esto puede generar demasiado apego, que la bebé adquiere malos hábitos y un sinfín de comentarios. Comentarios gratuitos que siempre recibimos las mamás.



Hacer colecho con mi bebé, en mi experiencia, me ha traído grandes beneficios como :

  • Menos cansancio al NO tener que levantarme para coger en brazos a mi bebé. Ya que además de hacer colecho, le doy de lactar en posición echada ( Ya hablaremos de esto más adelante, en otro post ).
  • Evitar muerte súbita de bebé por asfixia al dormir. Al estar cerca de ella, estoy muy alerta a que las sábanas o cualquier otro objeto le tape la respiración.
  • Disfrutar el contacto piel a piel. Sentir como cada vez es más curiosa y pone una pierna encima de mí, o se duerme sujetando mi brazo cual peluche favorito.
  • Relajarme admirando lo maravilloso que es ver a tu bebé después de 9 meses de larga espera.

¿ Desventajas ?

  • Poco espacio y mucho cuidado para estirarse al dormir.
  • Estar alerta para no causarle algún daño al bebé.
  • Dificultad en la intimidad si tienes pareja.

Recomendaciones

  • Si no cuentas con una cuna de colecho, como en mi caso, trata de ubicar tu cama cerca a una pared, así podrás evitar caídas del bebé.
  • Trata de estar atenta en cada toma que realice tu bebé, y colócalo en el lado que esté hacia la pared.
  • Ya que el bebé debe dormir de lado los primeros meses, para evitar que se atore, ayúdate de mini-almohadas, ropa enrollada y demás para crear un ‘muro’ de apoyo en la espaldita de tu hijo.

Así que si eres una mamá colecho, no dejes que la opinión de los demás afecte tu decisión y al contrario sé feliz con tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *