Productividad

Técnica Pomodoro

Algo usual que puede pasarnos es tener las actividades definidas, prácticamente todo listo para comenzar. Pero, una que otra distracción nos agarra y nos ponemos a chatear, ver redes sociales o etc. Para evitar esto, conozcamos la técnica Pomodoro.

¿ Cómo se originó esta técnica ?

Conozcamos un poco de su origen. Francesco Cirillo fue un estudiante de los 80, que debido a que deseaba mejorar su rendimiento diseñó esta técnica.

Pero, ¿ a qué se debe su curioso nombre ?. No sé si alguna vez has visto los temporizadores de cocina con formas muy curiosas. El origen del nombre radica ahí, en un temporizador en forma de tomate.

¿ Cómo lo aplico ?

Es algo muy sencillo realmente, y lo más importante: efectivo. Previamente, debes tener definidas las actividades a realizar.

Palabras claves:

Pomodoro: Se le llama así a cada bloque de 25 minutos.

Descanso breve: Tiene una duración de 5 minutos y se da después de cada Pomodoro. Excepto luego de cada 4 cuarto Pomodoros.

Descanso largo: Se aplica luego de cada 4 Pomodoros, o 100 minutos. Tiene una duración de 20 minutos. Y es necesario para tener más concentración luego, ya que la relajación es un factor importante.

Paso a paso:

1. Elegir actividad a realizar.

2. Poner temporizador.

3. Trabajar solo en esa actividad sin distracciones.

4. Terminado el tiempo del Pomodoro, debes descansar 5 minutos.

5. Si tu tarea no ha acabado continuar con otro Pomodoro y repetir los pasos.

Formatos de Técnica Pomodoro:

App Focus to Do :

Gracias a la tecnología podemos usar esta app, tiene muchísimas ventajas y funciones extras. Mira sus beneficios y otras apps de productividad aquí.

Reloj/ Temporizador :

Aquí debes considerar las alarmas para que te ayuden y no te sobrepases o te distraigas. Es bueno, anotar cuántos pomodoros vas por actividad. Ya que luego puedes analizar en qué tipo de actividad demoras más y qué hacer a respecto.

Consejos Finales

Si bien la técnica nos dice que son 25 minutos cada Pomodoro, uno debe adaptar la técnica a sus capacidades. Con cada uso, te irás conociendo más y tendrás el tiempo más adecuado para ti. Lo más importante es que respetes el tiempo que te marcas; al final de todo, el único perjudicado serías tú.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, coméntame cómo adaptas este técnica a tu vida y qué tal te funciona. Nos vemos en mis redes sociales 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *